El trabajo de investigación-acción indaga las respuestas que tienen los trabajadores de la educación frente a situaciones de violencia, cuando su trabajo se desarrolla en medio de tensiones, entre lógicas de estandarización y prácticas laborales que exigen libertad, al estar integradas a modelos pedagógicos alternativos y críticos.

Para ello, se adentra en la particularidad de dos contextos diversos, correspondientes a dos organizaciones que, por sus particularidades en el ámbito del trabajo, resultan a su vez complementarios:

1. Una escuela de Fe y Alegría, cuya identidad refiere a un Movimiento de Educación Popular y Promoción Social (Fe y Alegría, 1985), ubicada en la provincia de Esmeraldas, en las que la mayoría de la población es afroecuatoriana, y en la que la escuela comparte las lógicas propias de la vida en la frontera. 

2. El Centro del muchacho trabajador ubicado en Quito, la capital ecuatoriana, y en la que se tejen dinámicas educativas y de atención integral para familias de sectores vulnerables de la ciudad.

Se viene desarrollando un trabajo cualitativo, cuyo abordaje implica, siguiendo a Latour, un “seguimiento de los actores”, es decir, aprender de ellos en relación a sus propias miradas sobre el mundo que les rodea. Conforme lo planificado se han llevado a cabo talleres de cartografía social y visualización conjunta que incluyeron la interpretación colectiva y entrevistas semiestructuradas con actores significativos en el trabajo de las organizaciones a lo largo de dos fases de trabajo de campo. 

Actualmente se desarrolla una estancia doctoral en Bélgica, planteada como un gran espacio de análisis, discusión, interpretación, y redacción de los resultados de la investigación. En esta se tiene como objetivo concluir con un borrador de tesis, y artículos académicos para su publicación.

(Visited 87 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *